24 de febrero de 2012

Alimentos alcalinizantes - Alimentos acidificantes


Desde el punto de vista dietético, los alimentos pueden clasificarse en acidificantes y en alcalinizantes según los efectos que producen en el cuerpo, independientemente de su grado intrínseco de acidez o alcalinidad. Por poner un ejemplo, el azúcar blanco ejerce un efecto muy acidificante en la sangre a pesar de ser un producto alcalino. En cambio, muchos alimentos de sabor ácido como el limón, dejan un residuo alcalinizante al ser metabolizados.
Para explicarlo de una manera más simple, una sustancia o disolución alcalinizante es la que tiende a aportar electrones al organismo; en cambio, un producto acidificante es el que tiende a robárselos.
Los tejidos y la sangre deben tener y mantener un nivel acidez/alcalinidad, conocido como pH (potencial de hidrógeno) ligeramente alcalino para compensar la acidez o pérdida de electrones que causan las funciones vitales, la actividad diaria y el estrés.

Alimentos que producen acidez y alimentos que producen alcalinidad

Cuando tomamos alimentos acidificantes - carne, lácteos, la mayoría de los cereales(sobretodo los refinados), legumbres, pescado, azúcar, drogas y tabaco también, productos químicos, muchos medicamentos, grasas y algunas frutas-,cuando estamos "estresados", cuando realizamos mucha actividad física, cuando respiramos aire contaminado, en todos estos casos y otros, la sangre se acidifica mucho, con lo que podemos contraer más enfermedades con mayor facilidad.
Nuestro cuerpo, para "amortiguar" esta acidez, dispone de un sistema para proteger a la sangre, los órganos vitales y los tejidos.  Nuestro cuerpo empieza a eliminar esa acidez a través de la orina por ejemplo, incrementa el ritmo respiratorio, es decir, nuestro cuerpo se pone a trabajar "duro", acelera su metabolismo. A pesar de los recursos, la acidez también puede volverse crónica, con lo que la sangre, los órganos vitales, los tejidos y los huesos sufren sus consecuencias y se desvitalizan.
Para evitar esto, debemos procurar que nuestra dieta tenga un equilibrio entre alimentos acidificantes y alcalinizantes. Este equilibrio es más importante que el que debe existir entre los alimentos contractivos (yang) y expansivos (yin).

Cuando tomamos alimentos muy acidificantes, el cuerpo se ve forzado a movilizar y consumir su reserva de sales minerales; recurre en primer lugar a las que se encuentran en la sangre, pero si no tiene suficiente acudirá a las del cerebro y los riñones, con lo que se pone en marcha un proceso de demineralización, de pérdida de energía, minerales y de esencia. Es por este motivo que si una persona que no está fuerte de salud y se toma un refresco azucarado, es fácil que a continuación note cierta dispersión mental, tenga dificultades para concentrarse, se encuentre cansado y hasta pueda verse afectado emocionalmente.

Por norma general, los alimentos acidificantes contienen más azúcares simples, proteínas, grasas y vitaminas solubles en agua y menos fibra y minerales que los alcalinizantes; los cuales contienen más azúcares complejos (hidratos), fibra, minerales y vitaminas liposolubles, y menos proteínas y grasas.
 Una dieta compuesta básicamente de carne, lácteos, azúcar, fruta, productos refinados y alimentos aceitosos, junto a un consumo frecuente de  frutas tropicales (yin), refrescos y bebidas aromáticas y estimulantes- es decir, la forma de comer actual, como sería el claro ejemplo de un "fast food"- produce condiciones corporales muy ácidas. En cambio, una dieta basada en el consumo de cereales integrales, verduras cocidas, legumbres, algas y otros alimentos naturales, condimentados con sal de mar o alguno de sus derivados y tomar bebidas no estimulantes, tienden a generar un medio más alcalino en el cuerpo y la sangre.


Pero podemos hacer más cosas a parte de cuidar nuestra dieta y es masticar bien la comida, pues la masticación a parte de ser la pre-digestión de cualquier alimento donde se mezcla con la saliva que es muy alcalina, carga de energía los alimentos. Llevar una vida tranquila, sin estrés, hacer algo de ejercicio al aire libre y repirar aire puro si pudiera ser y respirando de una manera adecuada o con consciencia, ayuda a alcalinizar el cuerpo. El estrés genera hormonas suprarrenales, las cuales producen residuos metabólicos ácidos. Otros buenos hábitos para no acidificar el organismo es no comer demasiado y no cenar muy tarde.

Las legumbre son acidificantes, excepto la soja y las azukis. Los derivados de la soja como el tofu o el tempeh, pueden tener tanto un efecto alcalinizante como acidificante. Los cereales en grano son ligeramente acidificantes, menos el mijo y el trigo sarraceno tostado (kasha). Para alcalinizarlos pueden cocinarse con alga kombu, sal, o dejarlos en remojo de 8 a 12 horas, así de este modo empiezan a germinar, lo cual los hace más alcalinos. Las verduras son alcalinizantes, lo cual explica por qué tradicionalmente se suelen comer combinadas con los cereales.
Generalmente la fruta es acidificante.  La fruta alcaliniza cuando nuestra dieta es acidificante, y en este caso, la fruta ayuda a mover el exceso de yang. Sin embargo, si nuestra dieta no es rica en proteínas animales, lácteos, harinas ni horneados, o cuando nuestra reserva de minerales es baja, la fruta ejerce un efecto acidificante . La fruta no suele ser rica en sales minerales y sí en azúcar, cuya metabolización requiere de una gran cantidad de sales minerales y vitaminas que en general, la fruta no puede aportar. Cabe recordar que la parte más rica en vitaminas de las frutas es la piel, la cual normalmente desechamos pues es también donde más pesticidas, plaguicidas e insecticidas podemos encontrar. No sucedería igual si la fruta fuera de procedencia ecológica.

  
Como ya hemos comentado, los productos que más acidifican la sangre y los tejidos, son las grasas- los aceites ya fritos, los alimentos fritos, los derivados de los animales como la carne, huevos, leche, embutidos, el azúcar, los refrescos azucarados, los productos hechos con harinas, las bebidas alcoholicas, los medicamentos y las drogas( incluyendo el tabaco).
Muchas veces para compensar la acidez, buscamos consumir elelmentos alcalinos- café, ensaladas, sal, etc- pero si consumimos los productos que hemos citado arriba, la acidez se puede volver crónica y es fácil que aparezcan enfermedades de todo tipo: infecciones, alergias, problemas reumáticos, cardiovasculares, fatiga crónica, y un largo etc.

 De hecho, el señor Otto Heinrich Warburg, premio Nobel en 1931, por su tesis " La causa primaria y la prevención del cáncer", ya dijo en su día que una alimentación antifisiológica y un estilo de vida antifisiológico, son las causas principales de esta enfermedad. Porqué una alimentación antifisiologica (dieta basada en alimentos acidificantes y sedentarismo), crea en nuestro organismo un entorno de ACIDEZ. La acidez expulsa el oxígeno de las células, rechazan el oxígeno; en cambio, las substancias alcalinas atraen el oxígeno. Él afirmó que privar a la célula del 35% de oxígeno durante 48 horas puede convertirlas en cancerosas. Según Warburg "Todas las células normales tienen un requisito absoluto para el oxígeno, pero las células cancerosas pueden vivir sin oxígeno - una regla sin excepción". En su obra "El metabolismo de los tumores" , demostró que todas las formas de cáncer se caracterizan por dos condiciones básicas: la acidosis y la hipoxia (falta de oxígeno). También descubrió que las células cancerosas son anaerobias (no respiran oxígeno) y NO PUEDEN sobrevivir en presencia de altos niveles de oxígeno; En cambio, sobreviven gracias a la GLUCOSA siempre y cuando el entorno esté libre de oxigeno. Por lo tanto, el cáncer no sería nada más que un mecanismo de defensa que tienen ciertas células del organismo para continuar con vida en un entorno ácido y carente de oxigeno.
 Las células sanas viven en un entorno alcalino, y oxigenado, lo cual permite su normal funcionamiento

Otto Heinrich Warburg

El Doctor George w. Crile, de Cleverand, uno de los cirujanos más importantes del mundo quien declaró abiertamente: “Todas las muertes mal llamadas naturales no son más que el punto terminal de una saturación de ácidos en el organismo” Contrario a lo anterior es totalmente imposible que un cáncer prolifere en una persona que libere su cuerpo de la acidez, nutriéndose con alimentos que produzcan reacciones metabólicas alcalinas y aumentando el consumo del agua pura; y que, a su vez, evite los alimentos que originan dicha acidez, y se cuide de los elementos tóxicos. En general el cáncer no se contagia ni se hereda…lo que se hereda son las costumbres alimenticias, ambientales y de vida que lo producen."

El Dr. Theodore A. Baroody dice en su libro “Alkalize or Die” (alcalinizar o morir) dijo:
 "En realidad no importa el sin número de nombres de enfermedades. Lo que sí importa es que todas provienen de la misma causa básica...muchos desechos ácidos en el cuerpo!" .


El exceso de acidificación en el organismo es la causa de todas las enfermedades degenerativas. Cuando se rompe el equilibrio y el organismo comienza a producir y almacenar más acidez y desechos tóxicos de los que puede eliminar, entonces se manifiestan diversas dolencias."
  ¿Y la quimioterapia?
No voy a entrar en detalles, solamente me voy a limitar a señalar lo obvio: La quimioterapia acidifica el organismo a tal extremo, que este debe recurrir a las reservas alcalinas de forma inmediata para neutralizar tanta acidez, sacrificando bases minerales (Calcio, Magnesio, Potasio) depositadas en huesos, dientes, uñas, articulaciones, uñas y cabellos. Es por ese motivo que se observa semejante degradación en las personas que reciben este tratamiento, y entre tantas otras cosas, se les cae a gran velocidad el cabello. Para el organismo no significa nada quedarse sin cabello, pero un PH acido significaría la muerte.


Debemos procurar que los factores alcalinizantes y acidificantes estén compensados en todas nuestras comidas. Si falta proteína (acidificante) en nuestra dieta, nuestro cuerpo nos inducirá a tomar alimentos que contengan harina (acidificantes también). Un exceso de sal y verduras (alcalinizante y yin) nos llevará a consumir fruta y azúcar (acidificante y yin), en este caso primará el impulso de compensar lo alcalino con lo ácido que lo yin o expansivo con lo yang o contractivo.. Si tomamos legumbres deberemos aliñarlas con salsa de soja y cocinarla con alga kombu para alcalinizarlas.Si el primer plato y el segundo son alcalinizantes, sería bueno tomar algo de fruta para compensar. Si no aplicamos esta lógica en nuestra dieta, podemos tener tendencias alimentarias que nos lleven de un extremo al otro.

Bibliografias recomendada:
  • Anticáncer. Una nueva forma de vida. David Servan.

  • Dietética naturista en el cáncer. Xavier Uriarte.
  •  Los alimentos contra el cáncer. Dr. Richard Beliveau, Dr Denis Gingras.








"Toda verdad pasa por tres etapas:
  • Primero se ridiculiza.
  • Segundo, genera una violenta oposición.
  • Tercero, resulta aceptada por ser algo evidente."
Arthur Schopenhauer.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios son bienvenidos, opina o pregunta lo que quieras!!
¡Háznos saber qué te ha parecido!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More